sábado, 15 de noviembre de 2008

RECREACION PARA LA TERCERA EDAD

La tercera edad se identifica con el ocaso de la vida, cuando aumenta la fatiga física e intelectual, cuando empiezan a fallar la memoria inmediata y la capacidad de improvisar, cuando aumentan los trastornos, cuando se habla de envejecimiento como parte de un proceso natural de cambios y transformaciones que son parte natural del ciclo vital.
Es aquí cuando se hacen necesarios los ejercicios para el mantenimiento y fortalecimiento del cuerpo no solo por el proceso que vive el cuerpo si no para un bienestar integral, entre los beneficios psicológicos se encuentran algunos que se atribuyen al ocio y la recreación, por ejemplo, la percepción de un sentido de libertad, independencia y autonomía, mejoramiento de la autoestima, autoeficacia, autoconfianza y autoseguridad, mejoramiento de las habilidades de liderazgo, mejor habilidad para relacionarse con los otros, tolerancia y comprensión y mejoramiento de la capacidad para ser miembro de un equipo; clarificación de valores, mayor creatividad, expresión y reflexión espiritual, valores y orientación, incremento de la eficiencia cognitiva, incluyendo mayor capacidad para resolver problemas, adaptabilidad y elasticidad, mayor sentido del humor, mayor disfrute de la vida y mejor percepción de la calidad de vida, mayor aprendizaje de la historia, la cultura, las ciudades, una mirada más positiva, cambio de actitudes negativas.

Otra de las actividades que debe realizar el Adulto Mayor es la recreación y alegría como parte del entretenimiento esto con el fin de mantenerlos activos, en un estado de animo alto y que pudieran ellos a través del contacto, la agrupación y de la amistad ir alargando su juventud.
Los tipos de recreación pueden ser artísticas, culturales, deportivos y pedagógicos tienen por finalidad principal el mantenimiento, desarrollo de habilidades diversas; que se han venido perdiendo.
La recreacion es entonces la mejor manera de motivar a cada uno de nuestros abuelos para abandonar temores con respecto al envejecimiento.
La ocupación del tiempo libre, calidad de vida y la recreación para la tercera edad evidencia que realizar estudios en función de este sector propicia un acercamiento a la realidad de nuestra sociedad, creando en la misma que debe existir relación entre medio ambiente – familia – comunidad para lograr procesos de cambios sustanciales y positivos originados, creados y realmente positivos, lo cual genera procesos como este por los cuales debemos pasar todos los seres en el siclo de la vida.
Claudio Valencia